La pócima contra el tiempo: el veneno de abeja

archivo dossier®

Según la historia, las virtudes del veneno de abeja fueron reveladas por obra de la más genuina casualidad. Hace más de 100 años el médico danés Philip Terc fue atacado por un enjambre. Amén de la hinchazón ocasionada por las picaduras, descubrió que los síntomas de su avanzada artritis reumatoide se desvanecían como por arte de magia.

            La experiencia extraordinaria lo llevó a la investigación de corte científico. El veneno de abeja respondía al alivio de sus padecimientos. Tras aplicarlo en diferentes pacientes, en 1906 publicó sus resultados lo cual detonó una búsqueda seria de las propiedades de esta sustancia.

El veneno “milagroso”

Albert Einstein valoraba las actividades de la abeja como primordiales para la vida humana por su papel en el proceso de polinización. El científico infirió que sin polinización no habría flores, y sin éstas no vivirían animales ni habría especie que subsistiera en la faz de la Tierra.cosmtica inteligente 2 nmero 78 octubre

            El veneno de este insecto se le ha asociado con características de igual importancia e incluso se le han aportado virtudes casi milagrosas en enfermedades crónicas como la esclerosis múltiple o el lupus eritomatoso. Obviamente con esto se insta a no caer en la charlatanería y acudir con doctores profesionales para la receta y el diagnóstico oportunos de las enfermedades. Existe la medicina alternativa no las sustancias milagrosas.

El veneno de abeja y su acción antienvejecimiento

La gran veta que explota la industria cosmética hoy en día es la postergación de los signos del envejecimiento: la búsqueda eterna de la fuente de la juventud. Aunque el proceso de renovación de las capas cutáneas es degenerativo y a pesar de que este proceso biológico es irreversible, la curiosidad y la investigación han abierto las puertas hacia ingredientes extraños. Como ya se enlistó en nuestra edición de julio, el veneno de abeja o apitoxina se trata de uno de éstos.

            Nombrado  como la alternativa natural al bótox, este veneno supera al de víbora en el efecto antiaging; se le vincula con el tratamiento de cáncer en piel y senos en virtud de que contiene el aminoácido llamado melitina que se le inscriben factores bactericidas. Se le relaciona con la mejora de circulación sanguínea.

Otros factores benéficos que se le destacan son el estímulo de la producción de colágeno y la protección que ofrece contra los radicales libres; por su característica analgésica, incide en la relajación muscular. Así podemos admirar una acción doble: por un lado, la apitoxina incide en la activación de los estratos cutáneos; por otro, la menor tensión en los gestos aminorará las líneas de expresión.

El veneno de abeja y su aplicación en fórmulas cosméticas

La apitoxina se ha combinado con otros ingredientes dependiendo de las propiedades que se quieren alcanzar. Por ejemplo, cierta crema lanzada por una marca británica con el propósito de disminuir las ojeras contiene p-cell –fitocomplejo de células madre que compacta tonos de piel–, haloxin  –que absorbe el pigmento sanguíneo y es antiinflamatorio–, vitamina C –antioxidante que ayuda en la síntesis de colágeno y en la protección de los rayos UV–, entre otros activos.

A esta fórmula se le han encontrado incidencias en los problemas de piel sufridos a partir de la menopausia; así son aminoradas la sequedad, la hinchazón y las arrugas profundas, en consecuencia del descenso de los niveles de estrógeno y progesterona después de los 40 años en la mujer. Se nota tras su aplicación una piel elástica y tersa, lo cual es comprobado en ensayos con mujeres de entre 50 y 55 años.  

Otra fórmula hecha con base en veneno de abeja, propóleo, jalea real, miel, etc., estimula el metabolismo celular, humecta y regenera tejidos; perfecta para piel madura, sensible, grasa o con impurezas. 

 cosmtica inteligente 4 nmero 78 octubre

 

Más propiedades terapéuticas de la apitoxina

                            • Analgésico comparable con la morfina.
                            • Antiinflamatorio con mejores efectos de la cortisona.
                            • Antibiótico que maximiza la acción de la penicilina. 

¿Quién es Deborah Mitchell?  

A Mitchell, facialista y apicultora inglesa, se le debe la popularidad del veneno de abeja en la aplicación de productos cosméticos, sobre todo cuando se reveló en los tabloides que la duquesa de Cambrigde, Kate Middleton, recurrió al tratamiento días antes de la boda real.   

 

  • banner denoyles 2DE NOYLES
  • bannergde-bonnGRUPO BONN
  • banner depil okDEPIL OK
  • vescicabannerVESCICA
  • Mayo 2013 Banner Grande Instituto INSTITUTO DE COSMETOLOGÍA Y COSMIATRÍA INTEGRAL
  • Abril 2013 Banner Grande Centro rea CENTRO AREA

  • Marzo 2013 Banner Grande VSBVERTE Y SENTIRTE BIEN
  • Marzo 2013 Banner Grande MBEMAYA BEAUTY
  • Abril 2013 Banner Grande Video CincoVIDEO CINCO
  • BANNER DOSSIER
    B. NATURAL
  • Post1 moniEVA MELÉNDEZ COSMÉTICOS

Equipo Editorial

 

Ricardo Zepeda
director general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Olga Montes de Oca
coordinador de publicidad
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Fabiola Aceves
administración
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Arturo Rivas
 arte y diseño
 
Isaac Navarro
editor general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Israel Selvas
planeación y marketing
 
Adalberto Amézquita
mensajería

Dirección de Contacto

  • Arizona No. 60 Col. Nápoles, México, D.F.
  • 1518.0451 8995.5232
  •   This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.




Síguenos en nuestras redes sociales