agenda

El rostro y sus medidas

Por Virginia Esteban, micropigmentadora

En nuestra anterior entrega hablamos sobre la responsabilidad del micropigmentador con su cliente. El mínimo cambio en su rostro marcará la dmicropigmentacion 2 70iferencia entre una armoniosa o una exagerada configuración facial. Para lograr los mejores resultados el especialista tendrá en cuenta una serie de proporciones consideradas como perfectas para la elección de los diseños propicios para cada caso. Estas medidas no son una fórmula matemática que nos arrojará el mismo resultado. Existen rostros cuyos rasgos no cumplen con dichas reglas, y que son sumamente atractivos. Las medidas del rostro servirán al micropigmentador para conocer las infinitas posibilidades que tiene al efectuar su trabajo, más que ser, siguiendo la metáfora matemática, una serie de reglas que nos ayudarán a completar la ecuación perfecta. 

            Con el fin de estudiar el rostro, el profesional de la micropigmentación utiliza tres tipos de medidas: las horizontales, las verticales y las lineales. A continuación se describirán cada una de éstas a fondo.

Medidas horizontales

El rostro se divide en tres planos horizontales:

  • Desde la implantación del cabello hasta debajo de las cejas; para ser precisos hasta la parte superior de las cuencas de los ojos.
  • Desde la parte superior de las cuencas de los ojos hasta la punta de la nariz.
  • Desde la punta de la nariz hasta la punta del óvalo de la cara.

El primer corte horizontal del rostro es de mayores dimensiones que los otros dos, lo cual determina una mayor amplitud de la frente.

Medidas verticales

Verticalmente el rostro se divide en una parte izquierda y otra derecha. Si efectuáramos la misma división por el cuerpo encontraríamos una ligera asimetría. En el rostro ésta se observaría si se trazara una línea que empezara en el nacimiento del cabello, siguiendo por en medio de la frente hasta llegar a la punta del mentón; se detectará que el lado izquierdo es más largo.

Medidas lineales

Estas medidas nos ayudan a hacer un estudio más minucioso de la cara. El micropigmentador deberá realizar una especie de cuadriculado en una foto de su cliente con el cabello recogido. Para hacer tal se tomará como medida el largo que se forma entre el lagrimal y la intercepción opuesta del párpado. Esta proporción abarcará el rostro 7 veces desde el nacimiento del pelo hasta la punta del óvalo facial; horizontalmente de oreja a oreja lo cubrirá 5 veces.

            Según el cuadriculado que se obtiene, cada una de las partes del rostro tendrá una medida cuya unidad será el número de ojos que la comprenden, tal y como utiliza nuestro sistema métrico decimal al metro. Para mayor comprensión, a continuación expondré una lista de las equivalencias en “ojos” de algunas partes de la cara:

  • La distancia entre el labio inferior y el mentón mide un ojo.micropigmentacion 3 70
  • La que hay entre los puntos que delinean la comisura del labio, un ojo y medio.
  • Del labio inferior al superior existe medio ojo de distancia.
  • De la punta de la nariz al labio inferior, un ojo.
  • La base de la nariz, de aleta a aleta, mide un ojo.
  • La distancia entre el entrecejo y la punta de la nariz es de 2 ojos.
  • De cabeza a cola de una ceja hay un ojo y medio de distancia.
  • El entrecejo mide un ojo.
  • Del nacimiento de la frente a las cuencas oculares existen dos ojos de distancia.

Estas medidas nos ayudarán a abordar casos particulares. Por ejemplo si un cliente tiene una de sus cejas de un tamaño un poco menor a un ojo, probablemente valdrá la pena compensarla para equilibrar los gestos. En cambio si los labios son gruesos se deberá tener en cuenta varios puntos de la complexión del rostro. No valdría la pena disimular los labios anchos de alguien de ascendencia negra o de engrosarlos demasiado a alguien con gestos típicamente caucásicos.

Debemos hacer hincapié que un estudio pormenorizado de las facciones del cliente no privilegia la obtención de un rostro perfecto. El micropigmentador se adecuará a las particularidades que ofrece cada uno para así lograr los efectos que lo hagan más atractivo. Equilibrar, en este caso, no significa colocar cada parte donde se debe, sino se trata de realzar los rasgos distintivos de la cara.  

 

Equipo Editorial

 

Ricardo Zepeda
director general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Olga Montes de Oca
coordinador de publicidad
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Fabiola Aceves
administración
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Arturo Rivas
 arte y diseño
 
Isaac Navarro
editor general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Israel Selvas
planeación y marketing
 
Adalberto Amézquita
mensajería

Dirección de Contacto

  • Arizona No. 60 Col. Nápoles, México, D.F.
  • 1518.0451 8995.5232
  •   This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.




Síguenos en nuestras redes sociales