agenda

La base de la micropigmentación: el visagismo

 Por Eloisa Gorostieta Flores, instructora internacional de dermografía del I.In.Ca.MiP.

 Existen diversas medidas para facilitarle la labor al micropigmentador, quien siempre tendrá presente que  trabaja sobre rostros asimétricos y que la simetría perfecta no existe, se apegará a una armonía visual lograda con un diseño debidamente estudiado y personalizado para cada cara.

Esto no es sencillo ya que se requiere que el visagista sepa ubicar debidamente las imparidades naturales del rostro así como aquellas modificaciones que se presentan por diversos factores a lo largo de la vida como accidentes, pérdida  o implante de piezas dentales, realización de malas cirugías, aplicación incorrecta de toxina botulínica, algún problema derivado del colágeno, líneas de expresión, parálisis facial, etc.

Cuando un estudio del rostro no es realizado por un profesional, los efectos pueden ser catastróficos: cejas curvas diseñadas para un  rostro redondo, labios curvilíneos debidos a la asimetría no corregida, párpados caídos por no observar sus líneas ya descendentes, etc.

¿Qué observar para un diseño afortunado?  micropigmentacion 3 nmero 74 junio

 

  • Forma del ovalo facial: es necesario que visualicemos qué figura geométrica se  “inserta” en el rostro: un cuadrado, un triángulo, un rectángulo o quizá la mezcla de dos o tres de éstas, esto con la idea de analizar mejor la cara del cliente y evitar, por ejemplo, curvas sobre rostros redondos o trazos rectos en aquellos muy lineales o de forma cuadrada.
  • Características que presenta la frente: la zona frontal es muy importante ya que enmarca el área superior del rostro; dependiendo de su forma le brinda a éste un encuadre: nos permite visualizar el volumen del trazo de la ceja y la expresión que buscamos.
  • Características de la zona media: esta zona es angulada, redonda, cuadrada, o muy prominente. Por este presupuesto se identificará el perfil que presenta cada persona para facilitar las correcciones necesarias.
  • Forma de la barbilla: ancha, angulada, cuadrada o redonda, la zona maxilar del rostro, junto con la frontal, definen básicamente su forma. En los labios la barbilla influye mucho para lograr un efecto que los realce.
  • Las asimetrías naturales que presenta el rostro: suele ser frecuente que se levante más una de las cejas, que la nariz esté más inclinada hacia la derecha, que uno de los ojos sea más pequeño que el otro, que la boca pueda ser muy chica con respecto a la medida del rostro en general, etc.
  • Parálisis facial: es importante detectarlo ya que de no favorecer al cliente el diseño que se le realice se mantendrá en la piel por lo menos 2 años, lo cual provocará que se enfatice al paso del tiempo la parálisis.
  • Cirugías que se han aplicado en el rostro: cuando un cliente oculta al técnico sus intervenciones quirúrgicas en la cara se complica la tarea de micropigmentado ya que se pueden resaltar más las asimetrías y las líneas de expresión.
  • Implante o pérdida de piezas dentales: cuando una persona sufre una modificación en la boca, el diseño se complica al trabajar sus labios; aquí se necesita de mucha observación y a veces de generar trazos asimétricos para lograr un efecto de belleza equilibrada.
  • Tendencia a fruncir o elevar los músculos del rostro: las líneas de expresión muchas veces son involuntarias y la mayoría de los clientes ni siquiera las han detectado. Esto complica el diseño en cejas: si una de ellas tiende a verse más alta, equilibrarlas sería muy complicado. En los párpados sucede algo similar −aunque en este caso se debe a la caída natural que éstos  tienen,  o a que por lo regular uno es más prominente que el otro −.

Cuando el visagismo exige trazar con asimetrías…

Las dos zonas de nuestro rostro no son iguales, a veces se podrán marcar de manera diferente a cada lado y de ahí que una medida exacta nunca podrá verse completamente igual o pareja.

Las asimetrías consisten en realizar cambios mínimos imperceptibles. Por ejemplo, en una ceja se puede dejar una colita más larga (2mm aproximadamente) que en la otra.  Una ceja se puede delinear ligeramente más curva en el quiebre y la otra más angulada o recta. Si pensamos en una persona que  en  su expresión natural levanta una ceja más que la otra, se podrá controlar visualmente suavizando la ceja alta y levantando ligeramente la baja, siempre  pensando en  milímetros. Estos trazos se aplicarán en zonas estratégicas para lograr la tan buscada armonía y no empeorar las asimetrías.

Por último, no olvidemos que si se diseñó debidamente una ceja o unos labios esto puede c ambiar drásticamente si no se elige el color acorde al tono de piel del cliente y la técnica a emplear.micropigmentacion 2 nmero 74 junio

Para evitar errores capacítese continuamente con profesionales.  

 

Equipo Editorial

 

Ricardo Zepeda
director general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Olga Montes de Oca
coordinador de publicidad
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Fabiola Aceves
administración
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Arturo Rivas
 arte y diseño
 
Isaac Navarro
editor general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Israel Selvas
planeación y marketing
 
Adalberto Amézquita
mensajería

Dirección de Contacto

  • Arizona No. 60 Col. Nápoles, México, D.F.
  • 1518.0451 8995.5232
  •   This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.




Síguenos en nuestras redes sociales