Nociones básicas de corrección y neutralización de color

El tipo de piel del cliente, el sol, los tratamientos estéticos en la cotidianeidad, incluso una mala elección del color hacen necesarias técnicas para después del micropigmentado. Corregir y neutralizar no se deben malentender con acciones que son originadas por el error del profesional. Los diseños deben ser retocados después de un tiempo.

 

Por Virginia Esteban, micropigmentadora

 

Hay que insistir en que una de las virtudes de hacer un perfil al cliente consiste en postergar la renovación del color. Sin embargo éste en la micropigmentación sufre un proceso natural de desgaste ya que el organismo genera mecanismos contra el agente extraño. En un momento u otro, se deberá regresar a la aguja para retocar el diseño. A continuación se expondrán algunas consideraciones para la neutralización y la corrección del color.

Dificultad de la corrección y la neutralización

En algunos pigmentos, la dificultad de corregirlos es alta, por ejemplo en el azul y el negro, debido a que el neutralizador se reabsorbe rápidamente y al poco tiempo estos colores regresan al primer plano del diseño. Otros de tonalidades de menos saturación como el amarillo y el naranja son de sencilla corrección. Según la causa, este proceso puede ser leve, moderado, elaborado y extremo.

·         Es leve cuando se hace un retoque después de 30 días. Nos encontramos ante un mínimo cambio en la selección de tonos y se realiza con base en una decoloración evidente que se proyecta en 2 años. Primeramente se elimina el tono del primer tratamiento para luego dejar el del color corrector.

·         Una corrección moderada se lleva a cabo a los 2 años de la micropigmentación. En sí, es una revisión para obtener la coloratura del proceso inicial. Aquí se añade un tono que contenga profusamente el color corrector y se elimina el que posea color a neutralizar.

·         Las correcciones elaboradas se realizan ante las inclemencias ambientales como el sol, por los pigmentos inapropiados o por la exposición a un láser. En éstas, se aplicará una mezcla 100% basadas en color corrector.

Provocadas por las razones aludidas en el anterior punto como el sol y la exposición al láser, en la corrección extrema se tendrá que colocar 2 o 3 tratamientos con una mezcla basada en su totalidad en tonos correctores.

                                                                                                                                                                

 

Casos específicos en la práctica profesional

En la experiencia profesional se enfrentarán con circunstancias que sólo con la pericia y los años se podrán resolver. Sin embargo se pueden catalogar algunos casos que nos guiarán ante los escollos de nuestras labores. Si se quiere plantearemos un método con el fin de observar los pasos a seguir cuando se quieren corregir tonos en el micropigmentado:

1.    Analizar los escenarios hipotéticos de intensidad de color, cuáles tonos quedan en el cliente, cuál hay que corregir, la saturación del color del diseño inicial.

2.    Elegir el color antídoto y sus diferentes tonalidades.

3.    Obtener el color que resulta y las diferentes opciones del color neutralizado.

En el color final se optará por los colores neutros (marrón en diferentes tonalidades). En su mayoría se conseguirán al mezclar 2 biogenerados opuestos o un trigenerado con su generador opuesto el cual se comprende como el color o los colores que no han formado parte del diseño que se quiere neutralizar. A continuación se expondrán algunos casos:

·         Cuando el color de la ceja se vuelve negro azulado se optará para la neutralización el amarillo anaranjado, de lo cual se conseguirá el marrón obtenido de la mezcla entre el rosa y el verde oliva.

·         Cuando la ceja se decolora a gris se aplicará naranja. La neutralización dará origen a un marrón cobrizo que tiende más al rojo.

·         En caso de que la ceja tome tonos violetas se usará el amarillo. De la corrección se obtendrá el marrón de la mezcla del violeta lila y el amarillo blanquecino.

·         Los tonos rojizos en la ceja se corregirán con caqui ceniza.

·         Los rosas con verde oliva, de lo cual se obtendrá un marrón que tiende al negro.

 

·         Cuando los labios se tornen de un tono violeta oscuro, se optará por corregir a éste con naranja. La mezcla entre gris y violeta berenjena del cliente se colorará después del procedimiento en un marrón con tonalidades rojizas. Igual procedimiento se recomiendo con labios azulado.

 

 

“En algunos pigmentos, la dificultad de corregirlos es alta, por ejemplo el azul y el negro, debido a que el neutralizador se reabsorbe rápidamente.”

Equipo Editorial

 

Ricardo Zepeda
director general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Olga Montes de Oca
coordinador de publicidad
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Fabiola Aceves
administración
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Arturo Rivas
 arte y diseño
 
Isaac Navarro
editor general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Israel Selvas
planeación y marketing
 
Adalberto Amézquita
mensajería

Dirección de Contacto

  • Arizona No. 60 Col. Nápoles, México, D.F.
  • 1518.0451 8995.5232
  •   This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.




Síguenos en nuestras redes sociales