Kobido, el lifting natural de origen japonés

archivo dossier®

El kobido es una exitosa terapia distinta a todo tipo de masaje facial occidental. Proviene de los más antiguos preceptos de la medicina tradicional japonesa y se basa principalmente en el trabajo específico con los meridianos y tsubos faciales para alcanzar un equilibrio en el funcionamiento de la piel y los músculos, lo cual dará como resultado, ya lo veremos, un combate cuerpo a cuerpo contra la flacidez y el envejecimiento del rostro.

La energía que fluye en el ser humano lo hace a través de meridianos: distintos recorridos por el cuerpo que afectan a las diversas partes de nuestra anatomía. De la misma manera, cada meridiano tiene tsubos, puntos energéticos en los cuales se puede trabajar para facilitar el recorrido de la energía.

Según las tradiciones japonesas, la belleza es el reflejo del equilibrio óptimo entre lo físico, lo psicológico y lo espiritual, y ésta se alcanza de una forma natural si una persona consigue tener estos tres elementos en armonía. En la cultura japonesa el rostro es una de las partes primarias del cuerpo y, por eso, los problemas faciales revelan un desequilibrio del Ki, la energía vital. Entonces, la belleza facial sólo es posible cuando el Ki está equilibrado.

¿Cuáles son las características principales del kobido?

El kobido se diferencia fundamentalmente de los masajes occidentales en que éstos últimos trabajan la superficie de la cara con maniobras y movimientos suaves mientras que el masaje facial japonés se basa en técnicas de percusión combinadas con técnicas de masaje profundo que inciden no sólo en la fisiología de la piel sino en la de la musculatura, para ello, el kobido utiliza mucha más presión que cualquiera de los masajes occidentales.

La técnica del kobido

La variedad de técnicas que abarca el kobido requiere de una gran habilidad con los dedos de parte del terapeuta, ya que es con el movimiento de éstos y la manipulación de las manos con los que se recibe este masaje.

El kobido empieza por la nuca, mejorando así la circulación de la sangre, esencial para trasportar a los tejidos faciales sustancias como el oxígeno y otros nutrientes, reparando los tejidos dañados y favoreciendo la eliminación de toxinas. Además, el kobido es una buena terapia de introducción a otras terapia faciales porque es muy relajante y, muchas veces, la tensión acumulada se refleja en los músculos de la nuca.

El kobido se puede realizar en un futón, en una silla reclinable o en una camilla de masaje, el ambiente debe ser tranquilo, la iluminación tenue, la temperatura agradable y, además, se puede añadir una música relajante. Nada que no tengamos ya dispuesto en nuestra cabina o spa.

Protocolo

El kobido se realiza en tres etapas: limpieza, hidratación y estimulación, y tiene una duración aproximada de 30 minutos (incluyendo las maniobras en la nuca y el cuero cabelludo). Lo recomendable es proponer a nuestra clientela una sesión semanal.

Para dar este masaje japonés podemos utilizar una mezcla de aceites vegetales y aceites esenciales puros. En la fase de estimulación será donde empiezan las manipulaciones para relajar los músculos contraídos, favoreciendo con esto la eliminación de arrugas y la recuperación del aspecto juvenil de la piel.

Cuando los músculos están relajados, la sangre circula libremente por ellos, recibiendo de esta manera todos sus beneficios, esta es la razón por la cual el Kobido es un eficaz estimulador del metabolismo de las células de la piel.

Beneficios del kobido

  • Reduce la flacidez del rostro.
  • Elimina toxinas e impurezas.
  • Aumenta la circulación sanguínea de la piel.
  • Elimina células muertas.
  • Aumenta la luminosidad.
  • Regula la hidratación de la piel.
  • Libera la tensión de la musculatura.
  • Combate el envejecimiento prematuro.
  • Estimula la producción de colágeno y elastina.
  • Permite que los ingredientes activos de los productos y cremas que usamos se absorban mejor.
  • Es coadyuvante en los tratamientos contra el acné.
  • Es un buen complemento de los tratamientos contra la migraña y el dolor en la articulación de la mandíbula.

Como se puede ver el kobido logra objetivos que van más allá de lo que normalmente entendemos como un masaje facial, es decir, una serie de maniobras para facilitar la penetración de activos en la piel, ya sea para hidratarla o nutrirla. El masaje facial japonés lo que hace es limpiarla, hidratarla y reactivarla, en pocas palabras, le devuelve salud y belleza.

  • banner denoyles 2DE NOYLES
  • bannergde-bonnGRUPO BONN
  • banner depil okDEPIL OK
  • vescicabannerVESCICA
  • Mayo 2013 Banner Grande Instituto INSTITUTO DE COSMETOLOGÍA Y COSMIATRÍA INTEGRAL
  • Abril 2013 Banner Grande Centro rea CENTRO AREA

  • Marzo 2013 Banner Grande VSBVERTE Y SENTIRTE BIEN
  • Marzo 2013 Banner Grande MBEMAYA BEAUTY
  • Abril 2013 Banner Grande Video CincoVIDEO CINCO
  • BANNER DOSSIER
    B. NATURAL
  • Post1 moniEVA MELÉNDEZ COSMÉTICOS

Equipo Editorial

 

Ricardo Zepeda
director general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Olga Montes de Oca
coordinador de publicidad
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Fabiola Aceves
administración
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Arturo Rivas
 arte y diseño
 
Isaac Navarro
editor general
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Israel Selvas
planeación y marketing
 
Adalberto Amézquita
mensajería

Dirección de Contacto

  • Arizona No. 60 Col. Nápoles, México, D.F.
  • 1518.0451 8995.5232
  •   This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.




Síguenos en nuestras redes sociales